LOS MIEDOS DEL VENDEDOR

Según los expertos, el miedo es un proceso psicológico natural en los seres vivos, se trata de una Perturbación angustiosa del ánimo, que nos impulsa a sentir que sucederá lo contrario de lo que deseamos.

 

Sin duda alguna, una de las decisiones más importantes que tomamos en la vida es vender nuestra vivienda, no es una decisión fácil, hay que superar muchos miedos, ¿por dónde empezar?, ¿Qué precio le pongo a mi casa?, ¿Qué medio de publicidad utilizare?, ¿recibiré llamadas a todas horas?, ¿Me puedo adaptar al horario del comprador?,  ¿A qué desconocidos voy a dejar entrar en mi casa? o ¿Qué documentación preparo?.

 

A continuación, analizaremos los miedos más comunes que sentirás al vender tu piso y te aconsejamos sobre las mejores técnicas para superarlos.

 

  1. Miedo a no vender tu piso

 

Ya estás pensando que no serás capaz, ¡Mal empezamos! Una perspectiva negativa al comenzar el proceso de venta, solo conseguirá generarte más miedos y estres.

 

Ponte manos a la obra, fija tu objetivo, ten claro que cada inmueble se vende de una forma diferente y cada comprador es un mundo, saca las mejores fotos, redacta correctamente las cualidades de tu vivienda, piensa siempre cuál es tu cliente potencial, publica tu anuncio en los portales inmobiliarios, haz uso de la cartelería, llama a tus contactos e informales que vendes tu piso, tal vez ello conozcan a alguien interesado.

 

Si necesitas ayuda, no tengas ningún reparo en contactar con nosotros.

 

  1. Vender a un precio muy bajo

 

Te hemos dado las herramientas para vencer el primero de los miedos, vamos ahora con miedo que comparten compradores y vendedores, el Precio ¿Compraré Caro?, ¿Venderé Barato?.

 

El precio de venta no es algo que puedas decidir tú, el mercado inmobiliario es muy heterogéneo y va cambiando según la región, los precios son muy dispares. Para ajustar el precio de tu vivienda tendrás que investigar el mercado de alrededor, también puedes utilizar alguna aplicación de Valoración algunos portales inmobiliarios ya cuentan con este tipo de  herramientas, así tendrás una idea más que aproximada del precio de venta que realmente merece el inmueble, piensa que el comprador lo hará.

 

Havitalia sabe que tendremos compradores interesados para una venta rápida si el precio está bien valorado, es correcto y ajustado a mercado.

 

  1. Miedo al tardar mucho en venderlo

 

La venta de una vivienda tiene sus plazos, según el estudio realizado por Havitalia, actualmente en España se tarda una media de 6 meses en vender una casa, sin embargo en grandes ciudades el tiempo se reduce a 3,5 meses, tanto las operaciones realizadas a través de una inmobiliaria como las operaciones de particular a particualar.

 

Tendrás que adaptarte a la psicología del comprador, un comprador activo vera miles de anuncios cada día y para captar su atención, tendrás que ofrecer algo diferente, la apariencia es la clave, no dudes en  preparar cuidadosamente tu casa, haz una lista de desperfectos y repáralos, limpia y ordena guarda objetos personales, religiosos y similares,  dale una mano de pintura a las habitaciones, un color claro le dará un aspecto más amplio, cuidado con los olores, ventila bien  tu casa y perfúmala con aroma fresco antes de una visita, piensa que te gustaría ver a ti si fueras el comprador.

 

Para HAVITALIA, vender una vivienda rápido, supone cuidar al detalle la apariencia de los pisos de nuestros clientes.

 

  1. Miedo a las visitas.

 

Actualmente los portales inmobiliarios estén llenos de fotografías, planos y descripciones pero hasta que el comprador no lo ve con sus propios ojos, no se queda tranquilo. Te llamara a cualquier hora y tendrás que adaptarte a sus horarios. Pero dejar entrar a un extraño en nuestra casa, da miedo, es normal: ¿Quién será?, ¿le gustara lo que ve?, ¿vendrá a comprar o solo a cotillear?, ¿que preguntas me hará?,.

 

Tienes un objetivo, cambia el chip, trata tu propiedad como un objeto en venta, ahora eres tu propio agente inmobiliario, tendrás que responder al teléfono, filtrar a los curiosos e inmobiliarias, preparar una agenda,  no olvides que en algún momento de la visita, tendrás que dejar solos a los compradores, tu presencia puede incomodarlos, sintiéndose como intrusos  y así difícilmente se sentirán como en su nueva casa.

 

Nuestro equipo comercial te ayudara a reducir tanto estrés, haremos el trabajo duro encargándonos de todo.

 

  1. Miedo a que el comprador no sigue adelante

 

Una de las mayores transacciones económicas que harás en tu vida será la venta de tu vivienda, ojo para el comprador también.

 

Aceptas una oferta, firmas el contrato de reserva/arras y llega el gran día, firmar en notaria la compraventa, de todos los miedos el que genera mayor estrés es que el comprador se echa para atrás en ese momento.

 

Al menos, si has gestionado bien toda la documentación y contratos, tienes derecho a quedarte el dinero de la reserva/arras.

 

En Havitalia sabemos que esto ocurre, por eso no dejamos de trabajar y creamos una base de datos de compradores interesados, por si esto ocurre poder suplirlo por un nuevo comprador.

 

  1. Miedo a las comisiones de las Inmobiliarias.

 

Desde Havitalia queremos transmitirte nuestro optimismo, queremos contar contigo y que vendas con éxito tu casa, ANUNCIATE GRATIS y vende mas rápido.

EMPIEZA A VENDER TU PISO.

Relacionados