Certificado Energético, todo lo que debes saber.

Desde el año 2.013 es obligatorio pero quizás no lo sepas, solo es obligatorio el Certificado Energético si vamos a alquilar o vender nuestra casa. ¿Qué es exactamente el certificado energético?, en este artículo te lo explicamos al detalle.

¿Qué es el certificado de Eficiencia Energética?

El Certificado de Eficiencia Energética es un documento oficial, requerido por el Ministerio de Industria y Energía, obligatorio para todas las viviendas que vayan a ser vendidas o alquiladas. Esta medida viene impuesta por Europa y pretende conseguir una mejora energética en todos los países de la Unión.

Este documento debe incorporar todos los aspectos del consumo energético del domicilio que permita evaluar y calificar todos los elementos que conforman el inmueble y  su validez es de 10 años. De él se deriva un aspecto que es conocido como “Etiqueta Energética” (lo trataremos en detalle en otro post).

El usuario es libre de decidir con qué empresa o profesional quiere realizarlo, ingenieros, arquitectos o técnicos especializados, pero como requisito deberán estar autorizados para su emisión y firma. Su coste no esta no está estipulado por el Gobierno, sino que se establece dependiendo de la oferta y la demanda que haya en ese momento en el mercado.

 ¿Es obligatorio este certificado?

Sí, según el R.D. 235/13, todos los usuarios que quieran alquilar o vender un inmueble deben disponer de este certificado. Esta medida se inició en junio de 2013, con el fin de informar a la otra parte de la eficiencia energética de la vivienda, vendedores o arrendadores deben presentarla en el momento de la transacción.

No olvidemos que la falta del certificado energético en vigor puede conllevar faltas leves, graves o muy graves, enfrentándonos a multas de 300 o 6.000 euros, según el incumplimiento.

¿Cuándo no se requiere el Certificado de Eficiencia Energética?

Como hemos dicho, el certificado energético es obligatorio para todos los usuarios que quieran alquilar o vender su vivienda, pero existen ciertos casos en los que no se requiere de este documento y quedan detallados de la siguiente manera:

  • Los pisos que dispongan de menos de 50 metros cuadrados.
  • Viviendas que no vayan a alquilarse durante más de 16 semanas al año.
  • Aquellos edificios empleados para aspectos industriales o agrícolas.
  • Edificios religiosos y monumentos históricos.

Porque ya sabes que sabemos, la realidad de vender un piso es muy compleja, tiene entresijos que debes conocer y mucha documentación que preparar, nosotros la prepararemos por ti.

Desde Havitalia queremos transmitirte nuestro optimismo, queremos contar contigo y que vendas con éxito tu casa, ANUNCIATE GRATIS y vende mas rápido.

Relacionados